16.06.2004

Revista FIBRA: Una buena de Telefónica. (Y GRATIS)

Desde hace unos meses trato de conseguir sistemáticamente la Revista Fibra, que Telefónica CTC envía, suscripción mediante, a sus abonados.

Este caso me toca desde un doble estatus de lector asiduo de Fibra, por un lado, y ferviente detractor de Telefónica, por el otro. Esto me vuelve una suerte de mendigo gráfico, detrás de las nuevas ediciones que van llegando a mis amigos suscriptores.

No me voy del tema, porque quería hablarles de "Fibra". Es una de esas revistas que a muchos nos gustaría hacer. Parece que en las reuniones de pauta, se juntan y se la pasan muy bien, proponiendo los temas que tratarán en el siguiente número.

En general son artículos de sociedad, sobre temas algo freakys que suelen pasar desapercibidos; siempre tratados con una mirada particular y, afotunadamente, con un lenguaje distendido. La gráfica es consistente, el lenguaje integrado y la impresión más que agradable al tacto y a la vista. Lo que uno llamaría "Un buen ejemplar!!".

En estos momentos voy dos números atrasados (y mientras pienso quién será la próxima víctima que quedará huérfana de Fibra), les acerco unos toques del artículo denominado "TALLEROS", que apareció en el número de septiembre. No los aburriré con tanta palabrería. Sobre el artículo, decir nomás que "los talleros" son esos personajes caracterizados por su: "bocasuelta, veloz, incontinente, indefinido, sin clase social, sin destino, sin objetivo; solo existe".

Entonces, y ahora sí, les acerco unas fraces para el bronce, de la "Antología de El Burro", cita del referido artículo.

"El Burro", personaje en cuestión, asiduo asistente a las peleas de box en Chile, parece que era "bueno pa´la talla", como dicen por estos lados. Saquen sus propias conclusiones:

Se va la primera:

. Se subió al ring un boxeador luciendo una inmaculada bata blanca con capucha. El Burro le gritó: "Güena, huevón!! Venís a pelear o a hacer la primera comunión?".

Se va la segunda:

. A un boxeador, que después de sacarse la bata se le vieron los hombros muy peludos, El Burro le dijo: "Güena OH! Te pusiste los sobacos alrevés?"

Tercera y última:

. A un pugilista argentino que se cubrió varios asaltos la oreja derecha con el puño cerrado le espetó: "Pégale con el teléfono huevón!

Para animarlos un poco más y que lleguen a la "Fibra" misma, les adjunto el índice de la edición Número 11, de Septiembre:

Entrevistas a: Nicolás Eyzaguirre (Actual Ministro de hacienda de Chile), y a Kike Morandé, "Yo soy el Rey del Chancho". (Icono de la TV Bizarra chilena).

Reportajes: Azafatas en vuelo (Artículo sobre la vida de las asafatas), Niños al ataque (Artículo sobre niños violentos que someten y maltratan adultos).

Maniáticos: El mencionado "Talleros".

Retrato: Elis Regina.

Fibra es gratis; pero si no la pedis no te la mandan. Así que no salgas corriendo a comprársela a tu kioskero amigo , porque te la dejan en el buzón de tu casa. Y reza que yo no la encuentre antes.

Posted by pcb in Arte 7 y + | Permalink | Comentarios (0) | TrackBack

Kill Bill: Iconografía, Intertexto y Fetichismo

Lo malo de Kill Bill, la última película de Tarantino (Además de que viene dosificada), es que no puedo decir que "me gustó". Uno espera salir de un cine y tener ese tipo de sensación. Pero este no fue el caso.

Es decir. (Puedo arrepentirme de lo dicho una línea más arriba? Es mi weblog así que puedo). Me sedujo porque juega con intertextos con los que, en lo personal, tengo bastante identificación. Pero no vibré.

Lo que encontré en Kill Bill es una buena compilación de íconos y fetiches de nuestra actualidad. Bien combinados, a veces; entretenidos, bastante; abusados, otras; desperdiciados, una cuantas más. En síntesis y aquí peco del maniqueismo del crítico de cine: mucho intertexto, mucho fetiche, mucho actor y poca historia.

Y eso no está tan mal, solo que uno espera salir del cine con una sensación un poco más fuerte que mi posmoego inflamado. Ese si que salió bastante satisfecho con la receta Tarantino para Kill Bill:

  • Bastante Kung Fu y Bruce Lee (Y aunque promete a David Carradine, que por ahora no aparece, nunca alcanza el sabor de la serie)
  • Una buena dosis de Western debajo del eterno tema de la venganza (Demasiado literal el tratamiento del tema, pasemos a la acción)
  • Otro tanto de Manga (Cómo aguantar tanta sangre de otro modo?)
  • Toques de solemnidad Samurai (Homenaje fallido a Kurosawa)
  • Toques kitsch, como las cuentas plásticas que cuelgan del mango del sable de Luci Liu (Salvo por un tema de taquilla, me hubiera gustado ver una mujer con más personalidad y menos "belleza" en ese papel)
  • Debilidad por la caracterización, incluso en la caracterización (Se puede decir "metacaracterización"?) y el cuero (A punto tal que en una escena una villana asesina de parche en ojo derecho, se disfraza de enfermera para acabar con nuestra heroína, y en el cambio de vestuario también se toma el trabajo de cambiar el parche, recurriendo a uno de cuero blanco con una cruz roja en el centro)
  • Algunos toques Russ Meyer del tipo Faster pussy cat: kill, kill ; (Con menos lactosa, claro está)

Me parece que el personaje del hombre de Okinawa (Hattori Hanzo), artesano del sable, daba para mucho más. Quizá reaparezca en la segunda parte pero aquí se echó de menos un poco más de lo logrado en la escena del pequeño bar. Quizá el hombre podría haber jugado un rol más fuerte como padrino de "The Bride" (Uma Thurman); el siempre bien ponderado maestro oriental que ilumina el camino de nuestro antihéroe. Un punto a favor para "Gogo", la guardaespalda de Liu, especialmente en la lucha mano a mano con "The Bride". Llevaba todas las de ganar pero... you know.

La película tampoco brilla por su sentido del humor, algo que en general se valora de los guiones de Tarantino; especialmente en la escena inicial de "Reservoir Dogs" (Like a virgin) o con el personaje sadomaso de Pulp fiction, a punto de someter a Bruce Willis.

Pero fuera de la forma (Repito; nada despreciable) no encontré una pizca de sustancia en la historia. Creo que el director de arte (Tohei Taneda y David Wasco), "Product designer" como le dicen en el "crew" de Kill Bill, trabajó muy duro y por eso vale "Kill Bill". Y que Tarantino volvió a aferrarse a ciertos íconos culturales para poder sobrevivir al karma que le dejó "Reservoir Dogs". No será fácil alcanzar el nivel de esa película. Allí los temas se profundizan y se desentrañan con cada gesto de los personajes. Los moldean, definen y exponen como seres lejanos, por un lado, pero cercanos en sus valores y sensibilidad.

En Kill Bill los protagonistas arrastran historias que no pesan. Son personajes de video clip, con vidas poco consistentes y objetivos poco relevantes. Claro que "la venganza" es un objetivo noble en cualquier historia. Pero aquí los personajes y sus conflictos se diluyen y desaparecen entre tanta violencia. Y tanta violencia, claro está, termina desvirtuando el espíritu y sentido de la propia violencia.

Un comentario especial para Uma Thurman, "The Bride". Espléndida siempre pero un poco dura para la precisión que requieren las películas de artes marciales. Las expresiones de vulnerabilidad antes de las peleas la hacen más terrenal y diferente al resto, pero la sacan del verosímil del género. Nadie que va a enfrentar a 88 mafiosos nipones titubea o muestra una expresión de temor antes de entrar al ruedo.

Además y a pesar de todo lo que he dicho, debo agregar que la pasé bien. (Ya expliqué que en mi Weblog puedo contradecirme cuanto quiera no?). Escuché buena música, vi un par de personajes entretenidos, muchas referencias a géneros que suelo seguir, algo de cultura japonesa y manga de buen nivel, mujeres bellas y bastante sangre.

Preguntas sin respuesta

Sin embargo me quedaron varias PSR:

1- Un tiro en la cabeza de "The Bride" y un implante metálico en el cráneo que ella golpea en una toma, antes de dejar el hospital. Servirá para algo el dato? Quizá le salve la vida en la parte dos?

2- Qué pasó con el hombre de Okinawa? No debería morir por traicionar a "Bill"? Podría haber sido la "luz" de U.T. Me refiero, tener más presencia; en alguna medida ya lo es.

3- Con qué dinero viaja Uma Thurman, de un lado a otro, en primera clase?

4- Cómo nació la hija de "The Bride" (U.T)?

En fin. Si alguien tiene una respuesta (y no me refiero a alguien que ya conoce la historia de la segunda parte) puede aportar sus comentarios. Y también me gustaría saber que otro tipo de citas o referencias encontraron en "Kill Bill".

Posted by pcb in Arte 7 y + | Permalink | Comentarios (1) | TrackBack