« Erika Olivera: “Me ilusiona la idea de escuelas deportivas en el Parque O’Higgins” | Inicio | Nueva Encuesta: Schaulsohn arriba de Alcaíno por 9 puntos »

septiembre 29, 2004

En la Historia: Schaulsohn diputado, Primer Período

Schaulsohn_90
Los primeros años de la democracia fueron tiempos difíciles e inciertos. Tras la elección de Jorge Schaulsohn como diputado había que asegurar y profundizar un nuevo régimen democrático no sin amenazas y fuerzas concretas que pugnaban por introducir más enclaves autoritarios o que tendiesen a guardar el stau quo. Como diputado, Schaulsohn estuvo en el centro del debate.

En los largos dos años que van desde el plebiscito de 1988 hasta la asunción de Patrico Aylwin al poder, la dictadura tuvo la tentación de imponer más cortapisas y leyes de amarre para el régimen que nacía. Para evitarlo, hubo que hacer un hábil juego político en el cual destacó Jorge Schaulsohn.
Si bien la Concertación y el régimen habían acordado algunas reformas constitucionales -las cuales se plebiscitaron- estas eran claramente insuficientes.

Schaulsohnaylwin


"En ese momento aceptamos las reformas constitucionales porque era el único modo de sacar los aspectos más groseros de la Constitución de Pinochet y con la composición poco democrática del Senado era imposible pensar hacerlo por esa vía, pero de igual manera teníamos que crear las condiciones para una segunda reforma capaz de hacer una Constitución legítima", recuerda un Jorge Schaulsohn que lamenta no haber podido profundizar más en este aspecto qe todavía hoy pena.

De todos modos Schaulsohn y el diputado Gutenberg Martínez pugnaron por sacar adelante una reforma constitucional que no pudo ser y que para Schaulsohn hubiese sido muy positivo caminar hacia un régimen parlamentario. No obstante, la lógica de esa lucha sí tuvo dividendos. Ello, porque la dictadura antes de entregar el poder estuvo dispuesta a "legislar" antes de que entrara en vigencia el nuevo Congreso en aspectos claves que hubiesen significado más leyes de amarre: las modificaciones de las leyes orgánicas de Codelco (para privatizarla), el Banco del Estado, Corfo, las Fuerzas Armadas y la de funcionamiento del Congreso. En esta operación, Jorge Schaulsoh fue clave, pues denunció las intenciones de la Junta "entre gallos y media noche", la cual tuvo que hechar pie atrás.

Así, entre éxitos y fracasos, se hizo el traspaso de mando después de 17 años de dictadura. Patricio Aylwin gobernaría cuatro años intentando profundizar la democracia y resolver el problema de los Derechos Humanos contra una derecha que se empecinó en socavar todo intento desde las cómodas trincheras que les legó la dictadura, matizado ello por la "democracia de los acuerdos" de Andrés Allamand, que permitió algunos avances.

"Entre los fracasos me encontré con la negativa cerrada de la oposición por reformar la ley laboral. recién con el presidente Ricardo Lagos pudimos obtener un Seguro de Desempleo, que yo plantié en 1989", recuerda schaulsohn.

En cambio, Schaulsohn tuvo un relativo éxito a la hora de jugarse por una auténtico "estigma" de la época: la mantención de presos políticos en plena democracia. Así, él, junto a Andrés Aylwin, Jorge Molina y Gutenberg Martínez bogaron por modificar la "ley antiterrorista", que impedía la libertad de quienes habían luchado contra la dictadura.

"Nunca compartí sus métodos, pero era evidente que habían recibido denegación de justicia, torturas y no contaban con un debido proceso", recuerda Schaulsohn, quien en su momento declaró que "no se ha respetado las normas de debido proceso, si estas personas han cometido algún delito, ya lo han pagado con creces por cuanto muchos de ellos quedaron detenidos en calidad de procesados un tiempo superior al que podría corresponder como condena".

Asimismo -según Schaulsohn recuerda- había que hacer un desagravio al Presidente Salvador Allende, quien fue sistemáticamente vilipendiado por la dictadura. Por eso, tras los emotivos funerales que le practicaron en septiembre de 1990, el actual candidato propuso un monumento en la Avenida Santa Rosa.

En lo político, Schaulsohn planteó al Congreso como un espacio de reencuentro democrático, donde las mayorías respetasen a las minorías. También se jugó por traer de vuelta al Congreso a Santiago, en aras de una mejor función fiscalizadora de la Cámara y de la eficiencia del Legislativo.

Otro proyecto que llegó a buen puerto fue su moción anti discriminación y pro igualdad de oportunidades, ambos temas se mostrarían muy relevantes para el debate futuro.

Pero donde sin duda Schaulsohn tuvo su mejor momento fue como presidente de la comisión investigadora de los "Pinocheques", un capítulo que pronto abordaremos.

septiembre 29, 2004 at 01:18 p.m. in En la historia | Permalink

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d83455ac7d69e200d8346fcad069e2

Listed below are links to weblogs that reference En la Historia: Schaulsohn diputado, Primer Período:

Comentarios

Publicado por: diego araya | 21/10/2004 18:15:58

Al leer las propuestas de Schaulsohn en su primer período parlamentario, llama la atención que algunas parecieran propias de un alcalde. En ese entonces, cuando los alcaldes todavía no eran elegidos por votación popular, los diputados tenían que esforzarse el doble para efectuar políticas a nivel de distrito y de comuna.
Recuerdo que para él la contaminación era ya un tema, y no sólo la referida a la polución ambiental sino también la acústica.
Ver su historia de modo tan transparente, refuerza mi idea, y ojalá que la de muchos otros, que será un gran alcalde, que sabe de lo que habla, y que no es pura fachada.